Una guía para fajarse el pecho

Una guía para fajarse el pecho para todos los géneros y expresiones de género

Nov. 10, 2021

Fajarse el pecho es una práctica de afirmación de género realizada por todo tipo de personas. Algunas personas se fajan para reducir la disforia de género. Algunas se fajan para presentarse de una manera que se sienta más alineada con su identidad de género. Algunas personas se fajan porque simplemente les gusta su aspecto. Hay muchas razones por las que la gente se faja y no siempre tienen que ver con el género.

Cuando se utiliza como método para crear más congruencia entre la propia identidad de género y la apariencia, el fajarse puede mejorar mucho la salud mental. Sin embargo, es crucial que, si se faja el pecho, se haga con cuidado. Aunque puede mejorar la salud mental, el fajarse puede causar graves riesgos para la salud si se hace mal. Si vas a fajarte, presta atención a tu cuerpo y asegúrate de que lo practicas de la forma más segura posible.

Consejos y trucos

  • Elige una faja permeable al aire. Desplázate hasta el final de esta página para encontrar una lista de lugares donde comprar una faja o conseguir una gratis. 
  • No te fajes durante más de ocho horas seguidas, ¡incluso eso es pasarse! Programa descansos para quitarte la faja e intenta no fajarte todos los días.
  • ¡Asegúrate de no dormir con tu faja puesta! Deja que tu cuerpo respire.
  • Lava a mano y seca al aire tu faja para que dure más tiempo. Eso también ayuda a prevenir el acné y otras infecciones de la piel.
  • Si no puedes respirar bien en tu faja, es posible que estés usando el tamaño incorrecto.

Mira este vídeo de tallas para saber cómo elegir una faja adecuada (el vídeo está en inglés pero puedes habilitar subtítulos en español).

  • Evita hacer ejercicio con la faja puesta, o usa una talla más grande. Si planeas fajarte mientras haces ejercicio, empieza despacio con tus entrenamientos—escucha a tu cuerpo para ver si hay algún signo de dolor o molestia en el pecho. Asegúrate de no hacer un esfuerzo excesivo. También puedes probar un sujetador deportivo que tenga un efecto similar. 
  • Otros métodos comunes de fajarse el pecho son el uso de varios sujetadores deportivos, la colocación de capas de ropa de forma estratégica y el uso de cinta kinesiológica o cinta terapéutica elástica. 
  • Una gran alternativa es utilizar la “cinta trans”, una cinta especialmente fabricada para el fajado. La cinta trans está hecha de materiales seguros para el cuerpo, es resistente al sudor y al agua, y está disponible en varios tonos de piel. Puedes comprarla en línea en diferentes proveedores como transtape.life, transtape.org y GenderBender. Aunque su uso es más seguro, la cinta trans puede causar irritación, picor o enrojecimiento. Al usarla debes poder respirar y moverte cómodamente. Asegúrate de dar un respiro a tu cuerpo. 
  • Refréscate y mantén la hidratación durante el fajado.

Lo que debes evitar hacer

  • No utilices vendas, envoltorios de plástico ni cinta adhesiva. Estos elementos pueden causar daños físicos: restringen la respiración, causan dolor de espalda y pueden provocar la acumulación de líquido en los pulmones. También pueden causar otras lesiones, como costillas rotas, daños en la piel y daños musculoesqueléticos. Por favor, ten cuidado. Si acabas usando vendas (pero por favor, no lo hagas), asegúrate de quitártelas cada dos horas para dejar que tu pecho respire. Si no tienes recursos para comprar una faja comercial, echa un vistazo a nuestra lista de dónde conseguir fajas baratas y/o gratuitas. 
  • No lleves una faja demasiado pequeña para ti. Las fajas que no se ajustan bien te ponen en un riesgo similar al de las vendas y la cinta adhesiva. Además, asegúrate de no ponerte vendas y/o cinta adhesiva sobre la faja. Hacerlo puede provocar mareos, dolores de cabeza, aturdimiento y/o entumecimiento. Hay muchos colores y tipos diferentes de fajas, como las de tirantes, las de media faja, las de corredor y otras. Elige una que te resulte cómoda. Asegúrate de que te proporciona una amplia gama de movimientos y que se asienta de forma natural sobre tu torso. 
  • Si te duele, ¡detente! No debes sentir dolor mientras llevas la faja. 

Si tienes reacciones negativas a la faja, acude a un profesional médico. La información contenida en este sitio no pretende ni implica sustituir el consejo o el tratamiento médico

Cómo elegir una talla

Las fajas tienen muchas formas y tamaños. Aquí tienes un útil vídeo que muestra el tamaño de las fajas: https://www.youtube.com/watch?v=qRVPos4o51A&t=1s (aquí puedes ver cómo habilitar los subtítulos en español).

(Los siguientes sitios están en inglés.)

Fajas usadas baratas/gratis:

Dónde comprar una faja

Dona tu faja o ayuda a alguien a conseguir una faja gratis