¿Es normal y válido, como mujer trans, sentir indiferencia hacia mis genitales tal y como son?

Ilustración de una mujer sonriente con pelo largo negro y piel morena clara. Lleva un traje y zapatos rosas. Parece flotar en un cielo azul con nubes blancas.

Muchas gracias a la valiente persona que escribió para hacer esta pregunta al equipo de Trans Lifeline. Nuestra respuesta es: ¡Por supuesto! Es normal sentir indiferencia por tus genitales tal y como son. No te hace menos trans ni menos mujer. Todas las personas, tanto cis como trans, tienen sentimientos complejos sobre su cuerpo, y esos sentimientos suelen evolucionar a lo largo de la vida. Incluso entre las personas trans, no existe una opinión o experiencia universal sobre cómo nos sentimos con nuestro cuerpo o si decidimos someternos a una transición médica.

Puedo decirte por experiencia directa como mujer trans que es muy típico tener estos sentimientos, y no sólo difieren de una persona a otra, sino que también pueden cambiar drásticamente a lo largo de nuestra vida. Mi viaje hacia la autoexploración comenzó cuando hice la transición de adolescente, para luego dejar de hacerlo… y finalmente declararme persona no binaria y reiniciar mi transición como mujer trans. A pesar de estos cambios en mi forma de identificarme, nunca experimenté disforia de mis genitales, simplemente no eran una parte importante de mi experiencia.

La idea de que las mujeres trans deben tener fuertes sentimientos hacia sus genitales se basa en la transmisoginia, que es la combinación de misoginia y transfobia a la que se enfrentan las mujeres trans. Debido a la misoginia, a menudo se reduce a las mujeres a sus genitales. Del mismo modo, en el marco de la transfobia, las personas cis tienden a fijarse en los genitales de las personas trans y en la idea de operarse la parte inferior. Resulta inquietante que esto lleve a una obsesión con los genitales de las mujeres trans, y la gente asume que todas debemos compartir esta obsesión, lo que no es en absoluto cierto.

Lo cierto es que la feminidad es mucho más que los genitales o la forma en que nos presentamos al mundo.

A lo largo de mi viaje para definir mi identidad y mi feminidad, llegué a una verdad que se alineaba con mi cuerpo. Es totalmente normal y está bien tener una relación evolutiva con tu cuerpo a medida que avanzas en el proceso de transición y autoexploración.

Al final, sólo tú puedes definir cuál es tu verdad.

–Vanessa (ella) de Trans Lifeline

¿Tienes alguna pregunta sobre el tema trans? Envíanos tu pregunta aquí.

Top of Page