Navegando por el cambio: Trans Lifeline se reestructura para sobrevivir a largo plazo

Felices fiestas de parte del equipo de Trans Lifeline. ❤️

Este año ha sido muy difícil y, sin signos de alivio en el horizonte inmediato, una época del año ya de por sí difícil se siente más desalentadora que nunca para muchas personas trans. La retórica antitransfóbica inunda el ciclo informativo mientras la realidad del genocidio, la desigualdad y el calentamiento global se cierne sobre nuestra psique. Esperamos estar siempre aquí para prestar apoyo a quienes se ven afectades por el estado del mundo, pero, por desgracia, Trans Lifeline no es inmune a los efectos de estas injusticias; permítenos que te lo expliquemos:

En 2023, dimos grandes pasos para estabilizar la organización tras años de crecimiento a veces caótico. Reforzamos nuestros sistemas tecnológicos internos para que nuestros programas pudieran prestar servicios de forma más eficiente; elaboramos nuestro primer plan estratégico detallado, desarrollamos una estructura de gestión clara, incorporamos nuevos miembros al Consejo, reforzamos aún más nuestras prácticas contables y seguimos dando grandes pasos para ofrecer salarios y prestaciones equitativos.

A pesar de estas victorias, nos encontramos luchando por recaudar suficiente dinero para pagar las facturas, un destino compartido por muchas organizaciones queer y trans este año. No podemos estar segures del motivo, pero las empresas financiadoras que antes apoyaban la labor crucial de organizaciones TLGBQ+ como la nuestra shan reducido considerablemente su apoyo financiero (véase también). Para ser sinceres, esto no podría estar ocurriendo en un momento más difícil: los recursos financieros son más escasos que nunca, al tiempo que intentamos sobrevivir a una oleada tras otra de legislación discriminatoria contra las personas trans, y nuestro propio derecho a existir se debate en la escena política mundial.

Desde nuestros inicios, siempre hemos dado prioridad a pagar un salario digno y ofrecer una amplia gama de prestaciones a nuestres empleades, por lo que nuestros costes de personal suelen ser superiores a los de otras organizaciones de nuestro tamaño. En épocas de abundancia de ingresos, este coste era asumible para nosotres, pero cuando esas fuentes de financiación se redujeron a un goteo, tuvimos claro que algo tendría que cambiar para que pudiéramos llegar a 2024. El año pasado recortamos más de 700,000 dólares en gastos no relacionados con el personal para preservar los puestos de trabajo. Aunque estos recortes tuvieron un impacto significativo, no fueron suficientes para alcanzar el punto de equilibrio, y nuestros costes siguieron superando lo que ingresábamos.

Por todo ello, el equipo directivo de Trans Lifeline se ha visto obligado a tomar la difícil decisión de reducir la organización. Éste no es el resultado que ningune de nosotres deseaba; como organización de mayoría trans, comprendemos el impacto que esta decisión tendrá en nuestro personal, así como en los miembros de la comunidad trans que dependen de nuestros servicios.

Nuestra misión es atender a las personas trans y la desafortunada realidad de la financiación nos ha obligado a reducir temporalmente el tamaño de nuestra organización para preservar nuestra capacidad de avanzar en esa misión. Como parte de este proceso, hemos reducido el tamaño del equipo directivo de 9 a 6 miembros, y tres de les directores restantes han reducido sustancialmente sus horas de trabajo sin remuneración. Cuando esto, unido a los recortes no relacionados con el personal que hicimos a principios de año, no consiguió sacarnos de los números rojos, tuvimos que poner en pausa nuestro programa de Microbecas en su totalidad y reducir estratégicamente el personal en otras partes de nuestra organización. Además, estamos reestructurando nuestra línea directa con un horario actualizado para atender mejor a quienes llaman, a nuestra comunidad y a nuestro personal. Puedes leer más al respecto aquí.

Para reflejar externamente la atención que prestamos a nuestra comunidad, esperamos amortiguar el impacto de la reducción de plantilla proporcionando cobertura de seguro adicional y una generosa indemnización a las personas despedidas. Sabemos que el acceso al empleo y a la atención de salud es tenue en el mejor de los casos para las personas trans, y esperamos que estos recursos puedan contribuir a reducir el impacto sobre la salud y los medios de subsistencia de las personas.

La triste realidad es que estas decisiones son las únicas que nos permiten mantener las luces encendidas: nos dan tiempo para capear el temporal y salir fortalecides y más centrades. Nuestro objetivo es restablecer los servicios a pleno rendimiento y reincorporar a les miembros del personal suspendides antes del 1 de febrero de 2024, pero necesitaremos tu ayuda para lograrlo. Somos una organización financiada principalmente por donantes individuales como tú, ¡así que afrontemos juntes este momento para salvar Trans Lifeline!

En solidaridad,
El equipo de liderazgo de Trans Lifeline

Hacemos un llamamiento a ustedes, nuestra comunidad, para que apoyen a Trans Lifeline en esta temporada de donaciones:

Sigue participando: Mantente al día, comparte tus ideas y conviértete en parte integrante de nuestra misión.

Corre la voz: Anima a compañeres y colegas a unirse a nuestra causa. Juntes, nuestra comunidad de grandes donantes puede amplificar nuestro impacto. Aquí tienes un mensaje breve que puedes utilizar:

“Acabo de apoyar a Trans Lifeline para que ofrezca apoyo telefónico seguro a las personas trans que lo necesiten. Únete a mí para marcar la diferencia en translifeline.org/donate.”

Sigue donando: Si el progreso te inspira y deseas seguir contribuyendo, cada donación adicional nos impulsa más cerca de nuestra visión.

Nuestra promesa: Prometemos mantener el máximo nivel de transparencia y mantenerte informade sobre cómo se utiliza tu donación para lograr un impacto tangible.

Recent

Join our Mailing List